• +275 44 122 94
  • ixcoatl2011@hotmail.com

HAY QUE EDUCARSE PARA QUE EL CONOCIMIENTO SEA ARMA DE TRANSFORMACIÓN

“Vivimos engañados, manipulados y nos hacen creer en verdades absolutas, esto de alguna manera está matando las capacidades de pensar de la humanidad”

San Luis Potosí.- Hay que educarse para que el conocimiento sea un arma de transformación del país y que el cambio que se planteó el Movimiento Antorchista, desde hace 44 años y donde sus aliados de gran importancia son el pueblo y la historia, se lleve a cabo, destacó Aquiles Córdova Morán, líder nacional de la organización, durante la clausura del XIX Encuentro Nacional de Teatro donde el Estado de México y Puebla se coronaron con los primeros lugares.

Durante su mensaje, el líder del antorchismo nacional dejó en claro que el capitalismo se ha empeñado en disfrazar la realidad, poniéndole nombres engañosos a las diversas agresiones por parte de Estados Unidos, como “Revolución de colores”, o usando el lenguaje para reducir los verdaderos problemas. Así como la tecnología: los teléfonos celulares o la televisión, que absorben el tiempo libre de la gente, le llenan la cabeza de trivialidades y de ideas manipuladoras.

Por lo anterior, dijo que es urgente y en primer lugar para los antorchistas –pero al pueblo de México en general-, conocer la realidad, aquella que es disfrazada para no afectar a los intereses del capitalismo. Para tan ardua tarea, Antorcha cuenta con el respaldo del pueblo pobre, pero hay que conocer las necesidades que el pueblo tiene y que no serán resueltas de raíz en tanto no cambie del modelo económico.

El otro aliado es el “topo de la historia” que está demostrando que el capitalismo se encuentra en sus últimas etapas, se está agotando, y para ello hace uso principalmente de las guerras, de la violencia, de las agresiones en contra de países verdaderamente democráticos. Hoy llaman “economía de libre mercado” o “libre empresa” al capitalismo, para no mostrar su verdadero rostro.

Córdova Morán destacó que “vivimos engañados, manipulados y nos hacen creer en verdades absolutas, esto de alguna manera está matando las capacidades de pensar de la humanidad, nos hacen pensar que hay que sufrir” para llegar a mejores cosas. Por ello, invitó a los asistentes a ser más críticos, a educarse, de tal forma que el conocimiento sea un arma para la transformación, y entre los instrumentos más eficaces para educarse se encuentra el teatro.

Y es que después de una jornada cultural de tres días, el Teatro de La Paz y el Instituto Potosino de Bellas Artes, albergaron en conjunto cerca de puestas en escena de varios autores, desde los clásicos hasta los contemporáneos. Por los escenarios se apreciaron obras de William Shakespeare, Antón Chéjov, Darío Fo, Eurípides, Albert Camus, Elena Garro, Pedro Calderón de la Barca, entre otros.

En la edición de este año, en la categoría Semiprofesional, los ganadores del primer lugar fueron los grupos teatrales del Estado de México y Puebla con las obras “El jardín de los cerezos” de Chéjov y “El mercader de Venecia” de Shakespeare respectivamente. El segundo lugar fue para el estado de Jalisco, con la obra “Casa de muñecas” de Henrik Ibsen y en tercer lugar para el grupo del estado de Michoacán con la obra “Las meninas” de Ernesto Anaya.
Mientras que en la categoría Amateur, el primer lugar fue también un empate entre las obras del Estado de México y Puebla, “Las Troyanas” y “Tierra baja” respectivamente; el segundo lugar fue para la Casa del Estudiante “Calmécac” de la Ciudad de México con la puesta en escena de “Los cuervos están de luto” y Durango, junto con Querétaro, se quedaron con el tercer lugar en un empate, el primero con “La Muerte de Felipe Ángeles” y el segundo con “Gordura es Hermosura”.

Sobre los primeros lugares, el dirigente de la organización política con más de dos millones y medio de agremiados, explicó que detrás de las obras, los autores reflejan un contenido político importante. Como el hecho de que, en la obra de Chéjov, se ve la decadencia de una clase, porque su ciclo ha terminado, que se hunde y que es inevitable su cambio. Mientras que en el “Mercader de Venecia”, tanto la discriminación como el racismo no es el verdadero problema. De estas obras se debe aprender que “si queremos acabar con la injusticia, lo que tenemos que hacer es cambiar a la sociedad”.
Finalmente señaló que el teatro, es un arma de transformación para el pueblo, que llevan a pensar, a ver la realidad. Es por ello que Antorcha impulsa el teatro en sus foros, destinado para los campesinos, las amas de casa, obreros, para los estudiantes, quienes también tienen la capacidad de entenderlo.

Cabe destacar que, en el evento de clausura, los grupos culturales de la organización presentaron un programa con bailes de Venezuela. Estuvo presente la dirección Nacional del antorchismo, presidentes municipales e invitados especiales.

Galería